Los sabores del mar pero también los de la montaña tienen un lugar protagónico en las mesas de Le Boulou.
¡Toda una delicia para el paladar!